Blog

blog

Diabetes y Obesidad

Diabetes y Obesidad

El 14 de Noviembre se celebra el Dia Mundial de la Diabetes, una enfermedad cada vez más presente en nuestra sociedad. En Canarias se estima que el 9% de la población tiene diabetes si bien se estima que este porcentaje puede ser mayor dado que entre un 4 y un 6% de canarios desconocen que sufren esta patología.

La diabetes tipo 2 tiene como factor de riesgo principal el sobrepeso. Dicho de otra forma, el 80% de las personas con obesidad desarrollan diabetes tipo 2.

Diabetes y sobrepeso. ¿cómo puede el balón gástrico ayudar a revertir la diabetes?¿Por qué el sobrepeso es un factor desencadenante de diabetes tipo 2?

La explicación es compleja pero en términos generales el exceso de peso provoca que:

.- El cuerpo necesite producir más insulina para hacer llegar glucosa a las células que forman el tejido graso y a su vez el páncreas se ve obligado a producir más insulina para mantener los niveles de glucosa en sangre. Este sobreesfuerzo al que se ve sometido el páncreas tiene como consecuencia una disminución de la capacidad de producir insulina.

.- Además del “fallo en la producción de insulina”, el sobrepeso puede producir una resistencia a la insulina de forma que la insulina y la glucosa no pueden entrar en las células, que, como consecuencia del aumento de grasa, han reducido su sensibilidad y su respuesta a la insulina.

La buena noticia es que del mismo modo que el sobrepeso es el factor principal (al margen de que puedan darse otros factores como antecedentes familiares, sedentarismo, edad, etc..), la misma relación también se da a la inversa.
Con la pérdida de peso muchas personas logran mejorar los niveles de glucosa en sangre sustancialmente.

Por ello tratamientos como el Balón Intragátrico o el Método Apollo no sólo son aptos para pacientes con diabetes sino que la pérdida de peso incide indirectamente en un mejor control de la enfermedad.

EL SEDENTARISMO: EL OTRO FACTOR DE RIESGO DE DIABETES TIPO 2

Pero además de incidir en la pérdida de peso y en un mejor control de la diabetes tipo 2 ambas técnicas también influyen indirectamente en el otro gran factor de riesgo de la diabetes tipo 2: El sedentarismo

Y es que muchas personas que antes apenas practicaban ningún tipo de actividad física, tras la pérdida de peso conseguida se sienten mucho más ligeras, activas y motivadas a hacer algo que antes jamás se habían planteado (caminar todos los días, ir en bici, correr, nadar…).

El tratamiento del sobrepeso no consiste solo en adelgazar, adelgazar es la consecuencia de una serie de cambios que permiten llevan un estilo de vida más saludable. Todos estos cambios se consiguen gracias a la técnica en sí misma (Balón intragástrico, Método Apollo, etc..) que funciona como herramienta para iniciar todo el proceso de cambio pero también gracias al trabajo del equipo de profesionales que debe llevar a cabo el seguimiento del paciente ayudándolo desde diferentes enfoques y asesorado por diferentes especialistas (medicina general, psicólogo, nutricionista, etc…)

Desde Icamen  tratamos desde nuestra unidad solucionar el mayor número de casos de obesidad y consecuentemente las comorbilidades asociadas a la misma, como por ejemplo la diabetes tipo 2.

Escribir un comentario